En la actualidad, es impensable vivir sin nuestras gafas de sol en Cambrils. Especialmente, las personas que no las llevan por moda y protección, sino porque son miopes o poseen dioptrías que les impiden ver de lejos. Esta necesidad imperiosa ha llevado a muchas personas a preguntarse qué hacían antes sin gafas de ver.

¿Cuándo se inventaron? La invención de Gafas de sol en Cambrils tiene otra historia, sin embargo, las gafas de ver se remontan a la Edad Media. Concretamente, al año 1403. ¿Cómo lo sabemos? Esto no es exacto, pero hay un cuadro de Conrad von Soest en Bad Wildungen en el que se puede ver a una persona mayor con una especie de anteojos. Primitivos, de un material metálico y sin patillas, le sirven para leer un libro a un monje. Hay una réplica de lo representado en el retablo en el Museo de Wienhausen, en Viena. Están datadas en 1400 y seguramente sean las gafas más antiguas de la historia.

Sin embargo, hay que reseñar que hay otra teoría en lo que respecta a la invención de los anteojos. En el año 1040, falleció Ibn al-Haytham, uno de los autores con más influencia en la ciencia europea por sus escritos referidos a la óptica. Esto implicaría que antes de 1400 ya había un precedente.

Otro dato que tenemos de la invención de las gafas es un discurso de fray Giordano de Pisa. Durante un sermón en Florencia, el erudito dijo que había conseguido crear las primeras gafas, que le permitían ver cosas que de normal no veía.

En definitiva, existen diversas teorías sobre la invención de las gafas de ver. La única certeza es que durante la Edad Media ya existían, aunque eran primitivas, no poseían patillas y seguramente solo habría una graduación común. Menos mal que hoy en día puedes acceder a muchas modernas en Óptica Art Visual.